Erebos, Ursula Poznanski

11.12.14


EREBOS
Ursula Poznanski
552 páginas
Alfaguara

Este cacharrito lo conseguí en la FILSA, me estaba mirando con su ojo, rogándome que lo comprara. Ya en varios blogs lo había visto, con muy buenas recomendaciones. ¡Además estaba tan barato! No estaba en mis planes comprarlo, pero me alcanzaba y yo... sucumbí. ¿Pueden culparme?

Se trata de este chico, Nick, que tiene una vida normal (como todo clásico chico de libro). El es parte de un equipo de Basquetbol, junto a sus dos mejores amigos Jamie y Colin. Este último ha estado teniendo un comportamiento muy extraño, teniendo en cuenta que ha faltado a varias practicas, no contesta llamadas y su asistencia al colegio ha sido escasa. Pero en fin, tal vez esté enfermo.

El asunto se vuelve sospechoso cuando, no sólo Colin está ausente en clases sino que, varios puestos están quedando vacíos, Sorpresivamente aparecen algunos de sus compañeros, pero también van desapareciendo otros, además un paquetito blanco ha estado pasando de mano en mano y nadie habla sobre él, pero todos saben que existe.

Nick al fin se consigue uno, resulta que es un vídeo juego y tiene reglas que debe seguir estrictamente si no quiere ser expulsado. Erebos sabe cuando mientes, cuando estás sólo, cuando tienes miedo. Una vez mueres, como en la vida real, ¡San se acabó!
—No es común que los muertos hablen —escribió y se recargó en su silla. Ésa no había sido una pregunta, más bien una objeción. (...)
—Tienes razón. Ése es el poder de Erebos.
Me demoré bastante en leer el libro, más de lo que esperaba y de lo que tenía en mente, así que daré mis razones y obviamente seguiré hablándoles escribiendo de que se trata.

La peculiaridad de este juego es que los desafíos que tiene para cada personaje deben hacerse en la vida real ¿me explico verdad? hay un personaje "moderador" podría decirse, al que llaman El Mensajero, él está encargo de comunicar las encomiendas, que a veces resultan cosas extrañas como: Fotografía a esta persona en tal lugar, o cosas así. Puede decirse que el juego te utiliza, una vez dentro te vuelves un peón más.

Poco a poco, nuestro personaje comienza a obsesionarse con la tonterita, y de eso trata gran parte del libro, de hacer notar como él cambia en el transcurso del tiempo y como se aleja de las personas a quien quiere; entre ellos uno de sus mejores amigos, que junto a su profesor y otros alumnos están decididos a descubrir que trae entre mano Erebos y por qué causa tanto revuelo entre los jóvenes. Ellos son los enemigos del juego, hay que destruirlos.
Al final, todos moriremos. Que raro que la mayoría haga tanto escándalo por algo que tarde o temprano pasará. El tiempo corre como el agua y nosotros con ella, por mucho que intentemos correr contra la corriente.
Es una situación algo morbosa, si se mira desde cierto angulo, pues desde el comienzo se nota que el juego no es normal, que parece que te observara, que supiera cada movimiento que haces, a veces pareciera que está vivo, y lo más extraordinario es que el juego siempre te da la opción de irte, pues a veces las cosas se ponen feas.

So, a pesar de las dos reseñas que leí (primeramente esta: x), no me sentí desmotivada leyendo, sólo creo que pudo ser mejor. Aers, me gustó, pero como que las primeras trescientas páginas son sólo Nick jugando y volviéndose un obsesivo por cada nivel que avanza, las siguientes cien fueron un poco más entretenidas y el resto fueron la mejor parte, pues está lleno de acción y me lo leí de corrido. ¿Pudo ser más corto y mejor? Sí ¿Pudo ser igual de largo y mejor? También. De todas formas es relativo, tampoco es que sea muy fanática de los videojuegos.

¿Lo mejor? La forma en que está narrada (omnisciente, por cierto). Por un lado tenemos la versión de Nick, un personaje perteneciente a nuestro mundo, más específicamente a Inglaterra, y por otro lado tenemos a su personaje en el vídeo juego, una historia contada totalmente de forma paralela. Quiero decir, que si el personaje en Erebos se llama Paquito, no te decía: Entonces apreté Enter+Alt para darle una estocada al murcielago, luego cliquee repetidamente Space para que Paquito saltara y finalicé con Ctrl+M. Era como si otra escena estuviera sucediendo: Paquito saltó, e hizo un gesto de dolor cuando la araña mutante lo atacó con sus verdes tentaculos, rápidamente esquivó el golpe. ¿Se entiende la idea verdad?

Lo recomiendo a todos, pero principalmente a los que recién están comenzando a leer, sobre todo si son hombres y son más quisquillosos con las lecturas que a veces están sobretiradas hacia el genero femenino, Erebos es una buena opción porque es un libro ligero y sencillo. No me pesó la cabeza ni me ardían los ojos, me acomodé rápidamente a él. No sé si le guste a todo el mundo, pero es algo con lo que no se pierde el tiempo. Al final se vuelve más policial y algo donde yo misma me sentí invitada a participar. Sip, vale la pena, aunque resulte menos terrorífico de lo que es.
Azul

6 comentarios:

  1. Este libro de Ursula Poznanski siempre me recomendaron, pero no tuve tiempo para leerlo... Espero hacerlo pronto.
    Que tengas un maravilloso día, saludos.♥

    ResponderEliminar
  2. Que buena reseña :D ya uiero leerlo, un beso :*

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Te he nominado a los Premios Blogger Navideño en mi blog ^^ http://martaconejo.blogspot.com.es/2014/12/premio-blogger-navideno.html

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo también vengo con premios, la edición 2014 de Los Premios de la Isla de los Blogs
    http://laisladelosblogs.blogspot.com.es/2014/12/premios-la-isla-de-los-blogs-2014.html

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  5. Me encantó la reseña, me dieron muchas ganas de leerlo!!! Por cierto es uno de los blog mas lindos que he visto y la música esta buenísima!! Ya me quedo por acá así que tienes un nuevo seguidor!! Si quieres te espero por mi blog!!
    Besos y nos leemos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! espero que puedas leerlo ;D

      Eliminar

«Pues considero que aquella persona, caballero o señora, que no sabe apreciar el valor de una buena novela es completamente necio» Mr. Tilney.