Jane Eyre, Charlotte Brontë

28.12.15

JANE EYRE
Charlotte Brontë
294 páginas
Editorial Andrés Bello

Cuando a penas era una bebé, Jane Eyre quedó sola en el mundo. Sus padres habían muerto y quedó al cuidado del hermano de su madre quien la adoraba como si fuera otra de sus hijos, hasta que él también falleció. Finalmente y sin mucho gusto, terminó bajo la crianza de su tía viuda, acompañada de sus primos. Ahí creció, bajo la sombra de una familia que la despreciaba y la trataba como cenicienta, hasta que cumplió la edad suficiente como para que la mandaran a un internado de caridad  para que aprendiera modales y actuar acorde a la sociedad opresiva de la época. Aunque no la pasó tan bien, estaba alejado del rencor de su tía y con un futuro nuevo que aprovechar. Ocho años más tarde, Jane había crecido y madurado, podía dejar el internado y ejercer como la institutriz en la que se había convertido.

Tenía este libro en la mira desde hace unos dos años, si no me equivoco. Lo tomé de referencia gracias a otro libro y un día mientras veía los títulos de la biblioteca del colegio, lo encontré; en inglés. Tiempo después, nuevamente mirando, encontré la edición en español; no sé como se me pudo pasar la primera vez.

No sabía que esperar de él, es un clásico, siglo XVII, Inglaterra. Sospechaba algo más o menos estilo Orgullo y Prejuicio, un poco de controversia... ya saben, lo que cualquiera esperaría de un libro con las mencionadas características. Pero me encontré con una pluma completamente diferente y dura, totalmente alejada de la simpatía y constante ironía que suelen rodear a los personajes de Austen.

Jane Eyre es quien nos relata su historia desde una mirada triste, sobre todo en el inicio, pero también con una voz en paz con el mundo, como si estuviera resignada a las desgracias y cualquier atisbo de buena fortuna fuera un milagro que ella no es digna de merecer.
¡Qué cosa tan extraña son los presentimientos! Ellos, como las simpatías espontáneas y los signos que se hallan en todas las cosas, constituyen un misterio del que la humanidad no ha encontrado la clave.
Cuando la contratan como institutriz particular para la pequeña Adéle en la mansión de Thornfield, jamás hubiese pensado que terminaría enamorándose del dueño, el señor Rochester. Él es un hombre  más o menos brusquito de cara (me encanta esa expresión), todo grandote, que expulsa testosterona por todas partes, con un carácter de los mil demonios, pero que en el fondo tiene un corazón de oro, y que debe su temple a las desgracias por las que se ha visto arrollado durante su vida, y que han hecho de él una persona completamente taciturna. Jane y el señor Rochester entablan una amistad sobre los lazos de la comprensión, pues las injusticias los unen y por primera vez sienten que el destino les sonríe.

Se enamoran, de apoco, pero intensamente, aunque al principio ambos son reacios a aceptar sus sentimientos; sin embargo el secreto que esconde la mansión y que el señor Rochester se niega a admitir, pondrán en peligro toda la felicidad que tanto tiempo ambos han necesitado.

No sé si es spoiler lo que soltaré ahora, supongo que no, porque está en la parte de atrás del libro; de todas formas, lo dejo a su elección: SPOILER Cuando ambos están apunto de consumar su felicidad en matrimonio, el secreto sale a la luz, dejando a Jane destrozada. Ahí comienza la segunda parte de esta novela llena de drama FIN DEL SPOILER.

Creo que la edición del libro me arruinó un la historia y la lectura.
La suerte ha reservado un rinconcito para usted. De usted depende coger con la mano la fortuna que le ofrecen. Que lo haga o no, es discutible.
El trasfondo completo de la novela es acerca de los valores. El respeto hacia uno mismo, los limites de la tolerancia, la confianza... Jane es una mujer fuerte e impresionante, tiene una mirada hacia los valores preciosa, a pesar de sus desgracias nunca ha perdido la fe y llega a ser optimistamente agotador (no me sentía demasiado empática). Aunque en parte se desprecia por su estatus social, cree firmemente que como persona no merece todo lo que ha sufrido a lo largo de su existencia, y desde pequeña ha sido relevante respecto a eso; no deja que nadie ose insultarla en sus narices de ninguna forma, no deja que nadie la pise ni se sobreponga ante ella, no importa quien sea. Está tan resignada a la miseria, y sin embargo da gracias a Dios (es muy religiosa) por cada pequeña alegría que le sucede, por cada momento cerca del señor Rochester, por quien siente una profunda admiración y respeto.

Esta novela es totalmente: Lo que importa es lo de adentro, pero realista y convincente.

La historia de amor me pareció interesante, sobre todo por los conceptos que toca, por la importancia que le da a los detalles que a veces se inhiben en otras historias. Todo lo que es Jane es ese famoso discurso con el que Elizabeth Bennet le para los carros a Darcy cuando se declara por primera vez: No eres más que yo, ni más que nadie, solo por tener más.

Odié al señor Rochester, y no entiendo como tiene un séquito tan grande de gente que le tiene cariño. Me pareció el típico patán de las novelas YA modernas, que culpa a todo de sus desgracias y aún no es capaz de superar el pasado; que de hecho escapa de su pasado y finge que no existe (LITERAL, SÍ). SPOILER La decisión final de Jane sólo me pareció consecuente porque ella lo amaba, y prefirió el amor por sobre todo, y esa decisión me encanta, porque fue de ella. Sin embargo Rochester no la merecía; nadie lo hace en realidad. FIN SPOILER.

Es una novela tierna y dramática, no te da respiro, todo es dolor y color gris. Me gusta la forma en que piensa Jane, pero me disgustó completamente su relación con Rochester. No me engatusó, y la acabé por curiosidad; insisto en que fue la edición. Quiero leerla en otra oportunidad, pero escaparé a las garras de la película antes.
Azul
La reseña quedó como las pelotas, pero fue lo mejor que pude hacer; y esa conclusión lol. (Ahora solo me quedan cinco reseñas; y no se si lo estaré logrando).

15 comentarios:

  1. Hola! Me gustó tu reseña, es muy completa, leí este libro hace como 6 años y no lo aprecié tanto como tú, que aunque no te haya agradado por completo, le diste una vuelta a la historia.
    Un beso! ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mucho tiempo! Gracias por pasar y comentar :3

      Eliminar
  2. Me gusta el libro, me gusta mucho, pero prefiero un poco la ironía de Austen. Aún que si hablábamos de mis clásicos favoritos de esa época, la hermana de Charlotte es la que se lleva todo mi amor, Cumbres Borrascosas.
    ¡Muy buena reseña, bastante interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual me quedo con la ironía de Austen u_u Jane Eyre es muy lúgubre (¡Y mi edición de mierda!) Tengo Cumbres Borrascosas esperándome, pero he leído un montón de cosas negativas hacia la novela ;o quiero leerlo pronto u-u ¡gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Hola ☀ Creo que soy nueva por tu blog, pero me alegro de haber aterrizado aquí, porque me gusta mucho. Ya estoy sumada a tus seguidores, y me encantará tenerte de vuelta.
    Qué curioso este libro, no le conocía en absoluto. Me gusta cuando llego a un blog y tiene libros poco típicos. Creo que este argumento no es de mi estilo, pero de cualquier forma, me seguiré pasando para poder seguir descubriendo más libros en tu blog.

    Felices fiestas
    Te espero con mucha ilusión en La Reina Lectora ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! que rico que terminaste aquí :3 también espero verte más o menos seguido hehe
      ¡Dale una oportunidad a la película! creo que es bastante buena :p
      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Jane Eyre es de mis libros favoritos, qué pena que tu edición no fuera muy buena! A mí me gustó Rochester cuando lo leí, pero luego pensándolo bien la relación es muy tóxica y nada sana. Yo también pensé que sería algo como Orgullo y Prejuicio, pero como Jane Austen no me gusta mucho, la verdad es que la prosa de la novela me sorprendió mucho y para bien! Seguro que te guste más en la relectura :) Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Rochester era un desgraciado; en todo aspecto >n<
      No soy fan de Austen, pero con este libro tan tristón, aprendí a apreciar aún más su ironía y picardía. Aunque siento que ambas son tan diferentes a la hora de escribir que sería injusto compararlas :p
      Espero lo mismo y gracias u-u

      Eliminar
  5. Hola!

    A mi me gustó mucho la historia ^^ es de mis clásicos favoritos, la verdad es que quiero leer más de la autora.
    Ojalá y puedas darle otra lectura en una mejor edición ^^

    Por cierto Gracias por pasarte por mi Blog y quedarte, yo también ya te sigo.
    Espero que nos sigamos leyendo,

    Un beso! ♥
    -La Vida de una lectora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me gustó pero no, y ahí es donde culpo la edición u-u
      ¡gracias a ti por venir a visitar el mío, espero verte seguido! :p
      Saludos:D

      Eliminar
  6. Muy buena reseña, leí este libro hace muchos años y aunque me encantó, creo que era demasiado joven y no capté todo lo que la historia me ofrecía (creo que lo leí con 12 o 13 años). Es un libro que siempre he querido releer... lástima que sea incapaz xD
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedamos igual entonces u-u
      parece que es de esas lecturas que merecen otra repasada :p

      Eliminar
  7. Jane es una de las mejores protagonista de las que he leído y me encanto el romance lento que hubo, me encanta este libro.

    Slds :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustó mucho Jane... pero odié a Rochester xd

      Eliminar
  8. Holaaaaa...genial la reseña...es un libro que tengo en mente

    ResponderEliminar

«Pues considero que aquella persona, caballero o señora, que no sabe apreciar el valor de una buena novela es completamente necio» Mr. Tilney.