Algunos cuentos terroríficos que podrían ser de ciencia ficción (o no)

23.10.18


Hola, yo jamás hago esto, pero ya estamos en vísperas de Halloween y quería traer alguna cosita acorde. He leído mucho este año y por lo mismo no se justifica mi desaparición de la vida esta, pero ya saben, la vida pasa y la universidad pasada y el invierno pasa y yo con la falta de solcito como que me marchito un poco y no me motivo a nada. Sin embargo y como nunca en mucho tiempo, muchos libros buenos se me han atravesado, además de géneros desconocidos para mí, escritores que no conocía ni de nombre, otros super pendientes y otros que espero volver a leer (la mayoría). Así que bueno, eso. Cuentenme si ya conocen estos cuentos o estos autores y nos volvemos a encontrar al final de esta entrada. ¡Disfruten!

***

· EL TEST DE TURING ·
| Cuarenta sílabas, catorce palabras, Enrique Prochazka |
Hubo un tiempo en el que estuve re-obsesionada con el temita de qué nos hacía humanos. Y todo por culpa de ese profesor de filosofía que he mencionado varias veces por estos lados; su película favorita era Blade Runner y a mi no me gustó cuando la vi, y luego ya sí. También recuerdo que nos recomendó el The Imitation Game y bueno, ahí empecé a rallarme. Dos años después me encontré casualmente con este cuento y lo disfruté un montón, mis clichés favoritos de la ciencia ficción son: viajes en el tiempo y el cuestionamiento de la humanidad. Este cuento se trata de un profesor muy talentoso que, junto a otro, desarrollan un computador/sistema/software capaz de generar conciencia, aprender, reaccionar, sentir y esa clase de cosas muy humanbeing, pero todo es para un vil experimento en donde quieren poner a prueba a esta maquina y a un ser humano para ver si el test de Turing es capaz de diferenciar a uno del otro; hasta acá todo normalito. Pero el profesor como que se lía amorosamente con la maquina y bueno, hay una serie de plot twist dramáticos que no vi venir y me encantó el desenlace. Enrique Prochazka es un autor peruano que escribió en su antología historias y ensayos bastante entretenidos, con esta ciencia ficción media mágica que no sé clasificar. Quizá, por cierto, no fueron tan memorables porque casi no los recuerdo; o quizá El Test de Turing se llevó toda la atención, aunque también creo que cuando lo leí estaba con un readingslump pa morirse. Supongo que los releeré, y si esta segunda vez me tincan, vendré corriendo a escribir alguna cosita. De todas formas, tengan al amigo presente.


· RÍO NEGRO ·
| La mirada, José Luis Flores |
A José Luis Flores lo tenía en la mira hace un montón de tiempo. Lo conocí por su libro Las Bestias (que aún no leo btw) y luego por esta maravillosa antología, La Mirada, que me gané en un sorteo que hizo Alli en su blog hace ya varios años. Río Negro no es mi favorito, pero si uno de ellos, y pucha que excelente desenlace. Este es más de tipo post-apocalíptico y comienza así:
Es probable que un hombre o una mujer logren en su vida enfrentarse a la niebla profunda que cubre a la verdadera oscuridad. Pero es imposible que alguien haya logrado cruzarla y entender la sombra en sí. Nadie realmente surge del otro lado.

No soy filósofo, soy traficante, tengo conocimiento práctico sobre estas cosas.
Y con esa última frase le doble la esquina al cuento pa marcarlo por siempre. Río Negro es sobre unos hombres con una misión, ya sabemos que son traficantes, pero el peligro del tráfico es que tienen que enfrentarse a unas criaturas medias humanoides pero también mortales y en el camino hay un par de encuentros cercanos con la ética. En lo que respecta a idea, se parece al cuento de Prochazka, pero mucho más brutal. Esta historia corresponde a la cuarta parte de su antología, que se llama El árbol del ahorcado, aquí al final todos los cuentos están situados en ambientes de este estilo; no sé si son del mismo universo o corresponden a ideas independientes, pero las imágenes que uno se hace son bastante macabras y bonitas. Espero hablar de otros cuentos del chileno don Flores en alguna otra oportunidad, porque es de lo mejorcito que leí este año.


· RAMBLA TRISTE ·
| Los peligros de fumar en la cama, Mariana Enríquez |
Yo a la argentina Mariana Enríquez le debo el haber conocido a Shirley Jackson y le haría un altar en agradecimiento. Pero la verdad es que su trabajo tiene merito propio y por eso está acá. Escribí anteriormente de esta antología, pero ahora quería incluirla para no llenar de hombres esta entrada y les hablaré de uno de mis cuentos favoritos (sexto en el ranking, creo) pero que encaja más o menos bien porque según yo era medio ciencia-ficcioso-terrorífico; o al menos me lo imaginé así. Rambla Triste es sobre una chica, Sofía, que va a ver a unos amigos a Barcelona pero las cosas están súper raras. Hay un olor a podredumbre que le genera arcadas y la vida es bastante paranoica. Este cuento es tan cortito que no puedo seguir hablando de él, pero el misterio tras el olor se encuentra frente a las narices de Sofía (mira tú, que ingeniosa yo) y pronto se entera que no es lo peor de todo, bum. Se hace recurso del asco, del encierro y de la constante idea de que todo va terriblemente mal. Vayan a leer mi reseña de esta antología mejor, que aquí no tengo espacio pa explicar mucho, y de paso, si alguien fuera tan amable de recomendarme autoras que escriban  ciencia ficción (ojalá cuentos) le estaría super agradecida. Igual mi título decía que eran cuentos terrorificos que podían ser de ciencia ficción o no, eh. 


· LA EXPEDICIÓN ·
| La expedición, Stephen King |
No todo podía ser latinoamericano po oye. Comenté al principio mis tópicos favoritos de la ciencia ficción; aquí está el primero. MENTIRA, este cuento no es de viajes en el tiempo, es de teletransportación, pero me parece una idea igualmente emocionante. Sobre todo emocionante porque los personajes aquí se someten a estos viajes interplanetarios más o menos recientes pero sus destinos se verán interrumpidos por malas decisiones y las consecuencias que ello conlleva. Es un cuento un poco predecible, pero me gusta mucho la mezcla del terror y lo galáctico, es el único cuento que por acá le va haciendo justicia al titulo de todo este rollo. Pero bue. La Expedición es interesante porque habla del descubrimiento de la teletransportación con una ciencia super inventada y no sabría decir si minuciosa (pero a mí me bastó) y aterradora porque, si bien, como dije, es predecible, la idea misma de lo que los personajes tienen que vivir no deja indiferente a los lectores.

***

Y estas son mis recomendaciones de cuentos. Que en realidad es una excusa pa que conozcan a estos autores (porque obvio que a Stephen Kiing no lo conoce nadie y necesita promoción) y las tengan en mente. Quizá les de el empujoncito que necesitaban para atreverse con algún autor y yo super destaco a José Luis Flores y a Mariana Enríquez un montón, porque son secos en lo que hacen y volveré a hablar de ellos eventualmente jeje.

Otra cosa: sé que Ursula K. Le Guin es de este género y Margaret Atwood parece que igual, pero no sé nada de antologías de ellas, y si pudieran iluminarme el camino lo agradecería un montón. Igualmente si tienen otras autoras, bienvenidas sean.

***
Chaito.
Azul.

4 comentarios:

  1. Por mi parte no conozco más que el de fumar en la cama, que no he leído. El terror no es uno de mis géneros de cabecera. Sí, he leído algunos clásicos (Frankenstein, Dr.Jekyll.... ) pero no puedo recomendarte nada especial.
    Y sobre King, solo he leído REvival. Es que no tengo conexión con ese escritor, no me atrae nada.

    Ni qué decir tiene que detesto Halloween, así que jajaja, no soy la persona indicada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A great post! <3
    I am following you and we invite you to me
    https://milentry-blog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Me encantó la entrada, lástima que sólo conocía a Stephen King, pero espero después poder leer a los demás que aparecen en la lista. Eso sí, desde ya me apunto Los peligros de fumar en la cama.
    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar

«Pues considero que aquella persona, caballero o señora, que no sabe apreciar el valor de una buena novela es completamente necio» Mr. Tilney.